¡Ya ha llegado Halloween!

Alumna de la academia vestida de Halloween

Boo! ¡Ya ha llegado Halloween!

¡Ha llegado Halloween a la academia! …  y con ello… ¡muchas cosas terroríficas!

Es un momento maravilloso para montar clases temáticas en inglés y enseñar vocabulario, canciones, expresiones y cuentos relacionados con esta celebración mágica.

Como celebración, Halloween se sitúa entre las favoritas de los niños. Cuando los niños están involucrados y emocionados, también están más receptivos a aprender cosas nuevas y, si da miedo, ¡mejor!

¿Qué actividades vamos a hacer por Halloween?

Estructurar una clase de inglés alrededor de la temática de Halloween es muy eficaz como herramienta para enseñar inglés. Halloween crea emoción y expectativas, lo que garantiza el máximo interés de los niños cuando impartimos la clase y permite que el uso del inglés en el aula fluya.

Las actividades relacionadas varían dependiendo de la edad y evidentemente tienen que estar adaptadas al nivel de comprensión y madurez de los alumnos.

Manualidades de Halloween en Thames

En el grupo de los niños

Emoción y miedo, fantasía y realidad, Halloween es una explosión de creatividad y hechizos que despiertan la imaginación de los niños.

Durante la semana de Halloween, ofrecemos muchas actividades didácticas a los niños: desde canciones sobre brujas a cuentos sobre monstruos, pasando por juegos estilo Halloween y, ¡manualidades escalofriantes!

Practicamos vocabulario de Halloween

¿Qué niño no se siente fascinado por las brujas, los duendes, los monstruos y las casas encantadas? A través de las actividades y los juegos que hacemos en la clase de inglés, podemos enseñar y practicar muchas palabras relacionadas con Halloween.

Monstruos, hadas, momias, brujas… entramos en el mundo fascinante y aterrador de los miedos infantiles con esta celebración. Una canción sencilla y rítmica sobre brujas para los más pequeños es fácil de aprender y asegura una excelente pronunciación de palabras como bruja, sapo y otras palabras terroríficas.

También practicamos la comprensión oral con un juego de palabras y la asociación de sonidos. Por ejemplo, en inglés un fantasma dice: whooooooo; un murciélago dice: eeekk, eeekk; y un mago dice: ho, ho, hoooo.

Escuchando cuentos de miedo en Thames Cerdanyola

Cuentos que asustan, pero solo un poco

Es el mejor momento para que los cuentos asusten, ¡pero solo un poco! Se puede crear un ambiente de suspense mediante un cuento con mímica y ritmo. Un ejemplo se parecería a esto:
“Happy, happy, Halloween!” – Los niños cantan y bailan como zombis o monstruos.
“Look out of the window tonight!” – Todos apartan la cortina y miran afuera con temor.
“What will we see on Halloween night?” – Todos miran a su alrededor con miedo.
“Go outside in the street tonight!” – Todos fingen caminar.
“Look, there’s a ghost, Whooooooo!” – Todos fingen ser fantasmas.

La historia se construye en la misma línea, creando mucha expectación entre los niños. En el contexto de aprendizaje de inglés, la actividad de contar cuentos mejora la comprensión oral del idioma e introduce una amplia gama de vocabulario inspirado en la noche de Halloween.

¡Fantasmas, brujas y ¡los grupos de adolescentes!

Los alumnos adolescentes siempre están listos para distraerse en clase, así que en Halloween aprovechamos su predisposición a divertirse para enseñarles inglés y cultivar las tradiciones celtas.

Historias de miedo contadas a la luz de una vela, fichas divertidas que ponen a prueba su conocimiento de Halloween y del terrorífico vocabulario relacionado con la festividad. También manualidades explicadas con detalle o incluso una lectura sobre murciélagos vampiros que se alimentan de sangre.

La cuestión es acertar con el equilibrio entre diversión y aprendizaje, ya que Halloween nos brinda la oportunidad de ser creativos y, ¡ahuyentar a los malos espíritus en inglés!

Baile de zombies en el exterior de la academia

Halloween en el grupo de adultos

Para los más mayores y los alumnos con buen nivel de inglés tenemos las Black Stories: historias negras de misterios desconcertantes y siniestras. El objetivo del juego, conducido en inglés, es resolver los acertijos, pero como actividad didáctica en una clase de inglés para adultos cobra mucho valor.

El éxito del juego depende de la habilidad de comprensión oral del alumno, así como de su habilidad para expresarse correctamente en el idioma.

Halloween, un contexto perfecto para enseñar inglés y amenizar la clase, ¡con cosas que asustan por la noche!