Speaking, please. ¡Es lo que más necesito!

Hablar en inglés


Cuando integramos actividades de expresión oral en clase de inglés, las características de cada actividad dependen del propósito pedagógico subyacente.

Al iniciar la clase podemos empezar con un simple intercambio de palabras para romper el hielo y cambiar de chip:
Hi, how are you? Did you have a good day?

Si vamos a hacer un reading, antes de empezar, les hacemos unas preguntas a los alumnos para situarlos y para que adquieran un poco de vocabulario específico que necesitarán para entender el reading. Una vez leído y entendido el texto, planteamos un debate sobre el tema que tenemos entre manos.

Un ejercicio dirigido a ganar vocabulario es perfecto para después plantear una actividad de expresión oral a los alumnos. De esta manera, tendrán que recordar, utilizar y poner en práctica el nuevo vocabulario adquirido.

Si nos toca un listening, primero hay que calentar motores con preguntas que se debatirán en parejas sobre el tema en cuestión. Esto sitúa al alumno, ya que empieza a familiarizarse con el vocabulario que a continuación oirá en el CD. Una vez acabado el ejercicio de comprensión oral, volveremos a hacer una actividad de expresión oral, no solo para poner en práctica el nuevo vocabulario sino también las ideas nuevas que acaban de escuchar.

En definitiva, un buen profesor es consciente de la necesidad de potenciar al máximo las oportunidades para hablar inglés en su aula y utilizará todos sus recursos pedagógicos para conseguirlo.

Recordar que todos nuestros cursos de inglés tienen como objetivo practicar hasta perfeccionar la expresión oral en inglés.

¿Cuántas horas de inglés hablas tú al día?