¿Quieres que tu hij@ aprenda inglés? ¡Qué cante!

¿Quieres que tu hij@ aprenda inglés? ¡Qué cante! 

¿Por qué cantar en inglés?

Los niños tienen la capacidad de reproducir sonidos independientemente del idioma al que pertenezcan. Imitan e integran los sonidos de las canciones aprendidas junto con la melodía con absoluta facilidad.

Cantar en inglés habitúa el oído a los sonidos extranjeros de la lengua inglesa y, a través del aprendizaje y práctica de la canción, los niños asimilan la fonética y pronunciación del idioma en el que están cantando.

En el aula de inglés, el objetivo de incorporar una canción en cada unidad es, precisamente para potenciar esta maravillosa facilidad que tienen los niños de imitar y reproducir sonidos extranjeros con toda naturalidad.

¡La gramática a través de la música!

A través de la letra de las canciones, los alumnos “hablan” inglés con naturalidad, integrando la estructura, la gramática y el léxico del idioma de forma espontánea. Esto es muy interesante porque los niños no tienen desarrollado todavía la habilidad de analizar la gramática. “Enseñar “gramática tiene poco efecto.

Los niños se benefician más al ver la gramática repetidamente a través de un juego, un cuento, una actividad didáctica o, a través de la letra de una canción.

Por ejemplo, en una unidad cuyo objetivo es trabajar el concepto del tiempo pasado, la letra de la canción puede comparar el presente con el pasado: We used to read by candlelight, but now we use electric light, We used to talk only face to face, Now we use a mobile phone to talk to someone in a different place.

El vocabulario a través de una canción

Las canciones son un recurso maravilloso para enseñar un vocabulario sofisticado y frases complejas.

Los alumnos, centrados en disfrutar la melodía y la historia tras la canción, imitan los sonidos y asimilan las palabras sin esfuerzo a través de la música, palabras que fácilmente recuerdan y reutilizan.

Cantar mejora el proceso de aprendizaje

Cantar en el aula nos permite asimilar y perfeccionar la pronunciación del inglés. Los alumnos retienen la melodía y la letra de las canciones con sorprendente facilidad.

¡Cantar es un placer para todos nosotros! Recurrir a la canción como recurso didáctico es importante y una buena opción para aprender inglés porque, a través del canto, los niños controlan, articulan las palabras y pronuncian en inglés sin esfuerzo.

Cuando los niños cantan como actividad didáctica en el aula, se sienten bien consigo mismos, seguros, relajados y dan rienda suelta a su creatividad musical. Cantar despierta la sensación de bienestar en el cerebro y levanta el ánimo.

¡Es el momento óptimo para aprender!

La metodología que seguimos con los niños de infantil y primaria en Thames British School incorpora las canciones como una actividad didáctica de cada unidad de su libro de inglés.

Si quieres más información sobre la enseñanza de inglés en nuestra academia, puedes verlo aquí:

+ INFO Inglés niños de 5 a 7 años
+ INFO Inglés niños de 8 a 12 años