Jóvenes estudiantes, estilos, sentidos y recompensas

Los jóvenes estudiantes son espontáneos y suelen tener mucha energía. No les gusta estar mucho rato sentados y su capacidad de atención es relativamente corta, pero sienten curiosidad y se centran cuando el tema les interesa y la actividad es entretenida.

Los niños tienden a procesar la información sobre el mundo principalmente a través de los sentidos. Los principales estilos de aprendizaje son los visuales, auditivos, táctiles y kinestésicos. Así que, cuando estamos preparando una clase de inglés para los niños, debemos incluir actividades que correspondan a estos estilos de aprendizaje.

Los estudiantes visuales se fijan en los detalles de su entorno y se ayudan del color, las formas y posiciones para aprender y recordar información.

Ante una actividad, los estudiantes visuales tienden a comprender mejor si les enseñamos más que si les decimos las instrucciones. De manera que, incorporando actividades de pizarra, imágenes, dibujos, manualidades y collages, llegamos a los niños que acceden y retienen información a través del impacto visual.

Los estudiantes auditivos aprenden y recuerdan la información a través de sonidos y ritmos. Los niños memorizan información con facilidad y saben repetir cuentos y canciones después de oírlos solo un par de veces. Si la profesora explica una actividad en voz alta, ellos comprenden las instrucciones e incluso pueden ayudar a otros alumnos habiendo retenido la información sin esfuerzo. Los estudiantes auditivos responden bien con las actividades de comprensión oral (Listening activities) y adquieren una buena pronunciación en inglés. Cantar es lo suyo y también, les gustan las actividades de expresión oral en inglés.

Los estudiantes táctiles utilizan el tacto y la manipulación de objetos para ayudarles a procesar y recordar la información.

El contacto físico con su entorno les ayuda a centrarse. Les gusta tener un lápiz en la mano o jugar con su estuche. Para entender las instrucciones, los estudiantes táctiles necesitan ver, oír y tocar. Les gustan las manualidades, imágenes visuales, puzles y ejemplos reales.

Los estudiantes kinestésicos procesan y recuerdan información a través del movimiento físico. Al igual que los estudiantes táctiles, les gusta tocar y manipular los objetos y trabajar con las manos. Cuando vamos a hacer una actividad, entienden mejor las instrucciones cuando pueden ver, oír y realizar la actividad manualmente. Necesitan descargar energías a través del movimiento, por ello se levantarán para afilar un lápiz, tirar papel a la papelera o ¡ir a lavabo en medio de clase! Los estudiantes reaccionan bien con Total Physical Response, así como asociando el vocabulario con un movimiento, una técnica que facilita el aprendizaje del inglés, ¡sobre todo para los estudiantes kinestésicos!

La recompensa para los profesores cuando entendemos los diferentes estilos de aprendizaje, es que podemos ayudar a nuestros alumnos a prosperar en el aula al incorporar estrategias, actividades y metodologías que abarcan los diferentes tipos de estilos de aprendizaje.

Si quieres ver la variedad de actividades que usamos en clase con los niños pequeños, encontrarás más información en este enlace:

https://www.thames.es/cursos-de-ingles-para-ninos-de-5-a-7-anos/

Busca un artículo
Últimas noticias

El arte de enamorarse… ¡en inglés!

Casi 86,000 parejas dieron el sí quiero en el Reino Unido el año pasado dando a entender que ¡los británicos dominan bien el arte de seducir! Según la mitad de

Síguenos

Últimas noticias

Busca un artículo
Últimas noticias

El arte de enamorarse… ¡en inglés!

Casi 86,000 parejas dieron el sí quiero en el Reino Unido el año pasado dando a entender que ¡los británicos dominan bien el arte de seducir! Según la mitad de

Síguenos