El aula virtual: un recurso genial

En tan solo un fin de semana conseguimos adaptarnos y el lunes 14 de marzo iniciamos nuestras primeras clases de inglés online. Pequeños, adolescentes, adultos y profesores emprendimos la aventura de recibir e impartir clases de inglés online a través de la plataforma Microsoft Teams. Toda aventura viene con baches en el camino: no sé instalarlo, no me funciona, no se conecta, no me llega la invitación para unirme, etc., pero al cabo de una semana, incluso los que tenemos más dificultades con la tecnología, como yo, habíamos logrado crear una comunidad de cibernautas unidos dispuestos a aprender inglés online.

Alumnos de Thames British haciendo clase online

¿El método funciona?

Of course! Una clase dirigida a través de la pantalla es eficaz, directa y está enfocada en el tema del día, sin distracciones. Reina un ambiente de cooperación y de seriedad entre los alumnos que desempeñan sus tareas siguiendo las órdenes del profesor. Las clases son interactivas y se llevan con profesionalidad. El éxito radica en la habilidad del profesor de coordinar el grupo desde el otro lado de la pantalla con destreza, de mantener el interés y atención de los alumnos y de ser creativo y resolutivo a la hora de impartir la clase.

El objetivo es dar normalidad y continuidad al curso escolar 2019-20 para mantener el inglés activo, ¡y el espíritu igual de vivo!

Clase de inglés a distancia a través de la pantalla
Las clases de inglés online funcionan muy bien

Presencial o virtual 

¿Qué cambia entonces en este medio virtual? En el aula tradicional, la dinámica social desempeña un papel importante: estamos todos sentados alrededor de una mesa, el profesor puede circular, los pequeños y no tan pequeños pueden hacer actividades al aire libre y el contacto social en el entorno educativo nos lleva a todos al objetivo común de aprender inglés.

Las clases online reducen el tiempo de interacción personal entre los alumnos y reconduce el enfoque hacia el profesor y la materia de clase. Este cambio de dinámica da más protagonismo al profesor, como dinamizador de grupo, y le permite conducir la clase sin las interrupciones y distracciones que surgen en una clase presencial. De hecho, nos sorprende a todos la cantidad de trabajo que logramos hacer en este medio virtual que consigue centrar ¡incluso al más distraído en clase!

En Thames hacemos clases de inglés presenciales y también online
Nuestros alumnos aprenden inglés

Inglés online: “No solo te oigo, te escucho”

Conducir una clase de inglés online no solo requiere ajustes técnicos. Cuando hablamos entre nosotros en persona podemos utilizar recursos que no tenemos al comunicarnos con los alumnos en una clase de inglés online. Por ese motivo, es necesario realizar algunos cambios. Para facilitar la comprensión para todos, debemos pautar un poco más el ritmo de nuestro discurso, variar el tono de voz y expresarnos con claridad.

Los alumnos también tienen que poner de su parte y hacer un reajuste hacia este medio virtual. Deben afinar los oídos y prestar la máxima atención al profesor y a la intervención de los demás alumnos si quieren seguir el ritmo de la clase. Este es un punto interesante. En este medio menos común, donde el alumno no dispone de los recursos personales y sociales que le brinda una clase de inglés en el entorno tradicional, el alumno debe desarrollar rápidamente sus habilidades de comprensión oral. El profesor habla, explica, cuenta, dirige, pregunta, responde y marca un ritmo de trabajo en inglés. Los alumnos dirigen su atención hacia él o ella y la mantiene allí, pendientes del desarrollo de la clase.

La comprensión oral es la destreza lingüística que prima en el mundo de las clases de inglés online.

Los alumnos opinan

¿El inglés online? Es entretenido, interactivo y ¡fácil de usar! En estos momentos de distanciamiento social, es un punto de contacto que todos esperan con ilusión. Da estructura al día y los alumnos disfrutan de la oportunidad de continuar con el inglés en un entorno controlado. Respetando el horario y día de clase, el profesor llama a unirse a todos sus alumnos y, una vez todos presentes delante de sus pantallas, se pone en marcha una hora y media de entretenimiento serio: explicaciones, instrucciones, llamadas al pensamiento crítico, a la reflexión, actividades didácticas e interacción social cibernética, todo ello en inglés.

Inglés online: divierte, engancha y funciona.

Una alumna nos envía un mensaje de ánimo desde casa

El profesor virtual

El éxito de una clase de inglés en gran medida no depende del conocimiento de inglés del profesor, sino de la habilidad que tiene de transmitir este conocimiento a sus alumnos. Si pasamos del aula tradicional al aula virtual, la necesidad de saber transmitir información y de interactuar con los alumnos se multiplica. Igual que en un aula de escuela, el profesor delante de su pantalla debe empatizar con sus alumnos, adaptarse al nuevo medio virtual e impartir su clase de inglés con el mismo espíritu y profesionalidad de siempre.

Las clases online, nada nuevo

En Australia en los años 50, los niños que vivían en tierras remotas lejos de las ciudades se escolarizaban con School of the Air, que en aquel entonces se hacía por conexión por radio hasta la implantación de pantallas años después. En Corea del sud, debido a la escasez de profesores de inglés, los niños coreanos reciben sus clases mediante los robots Engkey que circulan por las aulas impartiendo clase.

¡Hora de clase, hora de conectarse!

La transición del aula tradicional a la telemática ha sido posible gracias al esfuerzo y la colaboración de todos: padres, alumnos y el equipo de profesores de Thames British School. Damos las gracias a los padres que han sido nuestros aliados a la hora de dar normalidad y continuidad al inglés durante estos tiempos difíciles. Felicitamos a los alumnos, grandes y pequeños, que han sabido aceptar el cambio dando la bienvenida a la oportunidad de continuar con su aprendizaje de inglés.

Fiona haciendo clase online

Gracias también al equipo de profesores, que supo estar a la altura de las circunstancias convirtiéndose en un fin de semana en profesores virtuales al mando de una comunidad de alumnos y esperando semana tras semana la hora de clase para conectarse y disfrutar de sus clases de inglés.

Thames British School, keeping up with the times.

A la vanguardia de la enseñanza de inglés como lengua extranjera.